4 consejos para la conducción con hielo y nieve

Continuamos con la serie de capítulos en la que os damos una serie de recomendaciones para conducir cuando las condiciones climatológicas son adversas. Si ya os hablamos de como afectaban los vientos fuertes, hoy nos vamos a una climatología algo más radical y a la que muchas personas no estamos acostumbrados, debido a que es algo que no solemos ver. Si amigos, estamos hablando de conducir con hielo y nieve en la carretera. ¿Estás interesado? ¡Pues sigue leyendo que empezamos ya!

Infórmate en casa

Lo primero que se debe hacer es consultar las condiciones meteorológicas antes de salir de casa, es algo muy sencillo que nos puede ahorrar un buen susto. Siempre es mejor ser precavido y tener conocimiento de lo que nos podemos encontrar en la carretera. Si observamos que estas condiciones van a dificultar mucho nuestro movimiento con el vehículo y siempre que sea posible es recomendable aplazar el viaje.

Haz camino

Como ya dijimos en el capítulo anterior, hay que estar pendiente de lo que hay fuera del vehículo, en esta ocasión si hay placas de hielo es probable que veamos como reluce el asfalto. Si se trata de nieve habrá que intentar siempre que se pueda evitar las roderas de los coches que nos preceden y tratar de encontrar una ruta en la que la nieve sea lo más virgen posible, es decir que no esté pisada por otros vehículos.

Usa el freno motor

Uno de los puntos más importantes a la hora de conducir es la frenada. Debemos evitar apretar fuerte el pedal de freno siempre que sea posible. Para esto aprovecharemos el freno motor de nuestro automóvil. Hay que tener en cuenta que es muy, y repito, muy importante circular en marchas largas y velocidades reducidas, de esta manera evitaremos que el par entre de golpe en nuestro vehículo y nuestro coche haga ruedas y pueda llegar a patinar dándonos un susto. Si el freno motor no es suficiente, pisaremos el pedal, pero siempre de una manera suave.

Lleva cadenas (y aprende a montarlas) o neumáticos de invierno

Por último las cadenas o fundas de los neumáticos son un elemento que siempre debemos llevar en el maletero en caso de que sepamos que hay posibilidad de que nos encontremos con estos fenómenos meteorológicos. A todos nos enseñaron a ponerlas en la autoescuela cuando estábamos aprendiendo a conducir, ¿pero cuantos nos hemos visto obligados a ponerlas alguna vez? Es recomendable de vez en cuando montarlas en nuestros neumáticos, de esta manera conseguiremos repasar conceptos y ponerlas de una manera más rápida. De todas formas, otra cosas que se puede hacer es montar neumáticos de invierno. En este AutoFM Tertulión los compañeros de GoodYear nos dan más información sobre los neumáticos.  

Así que recapitulando recuerda saber como montar las cadenas o las fundas del coche, practica de vez en cuando, fíjate en toda la información que nos proporciona la carretera, si reluce levanta el pie que puede que haya placas de hielo, busca trazadas que no estén muy marcadas y utiliza el freno motor del vehículo.

Os recordamos también que en el AutoFM diario 63 hablamos de esto, si queréis escucharlo hacer clic aquí

Imagen de portada propiedad de ABC Motor.

4 consejos para la conducción con hielo y nieve
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *