4 consejos para la conducción con lluvias fuertes

Como ya venimos haciendo desde unas semanas vamos a daros una serie de consejos para mejorar la conducción con lluvias fuertes. Después de haber tratado los vientos fuertes y el hielo y la nieve en los capítulos anteriores hoy vamos a hablar de la lluvia intensa. En alguna ocasión seguro que mientras circulábamos con nuestro vehículo nos ha sorprendido una tremenda tromba de agua y es probable que nos hayamos asustado un poco debido a la intensidad de esta. Aquí os presentamos una serie de pautas para conducir de una manera más segura.

Reduce la velocidad

En primer lugar de los consejos para la conducción con lluvias fuertes, deberemos adaptar la velocidad a la vía por la que circulamos. Que vayamos por autopista o autovía no significa que obligatoriamente debamos circular a la velocidad máxima que vemos en las señales. La lluvia, especialmente la fuerte en muchas ocasiones reduce nuestra visibilidad, por lo que es muy recomendable reducir la velocidad, para sentirnos lo más seguro posible dentro del automóvil, situarnos en el carril más a la derecha posible, dejar espacio con el vehículo que nos precede y encender las luces de cruce y las antiniebla si fuese necesario (solo en casos muy extremos).

Aumenta distancia de seguridad

Hablamos de aumentar la distancia con los vehículos, porque la distancia de frenado aumenta si lo hacemos sobre una superficie deslizante como es el agua. Además hay que tener en cuenta que sobre el asfalto se van acumulando grasas y aceites, a lo que le sumamos que si lleva mucho tiempo sin llover el firme será mucho más deslizante. No hay prisa por llegar al destino, lo importante es llegar, así que aumenta el espacio, es por tu seguridad, de esta manera en caso de que nos encontremos con una colisión tendremos más tiempo para evitarla.

Trabajo en casa

Revisa tus limpiaparabrisas. Al igual que hablamos de que es recomendable comprobar el nivel del aceite del coche y el del anticongelante, o saber si nos funcionan bien las luces del coche, no está de más ver en qué condiciones se encuentran nuestros limpiaparabrisas de vez en cuando. Se trata de un elemento de vital importancia ya que es el encargado de quitar el exceso de agua de la luna delantera de nuestro coche y permitirnos ver que está pasando delante de nosotros. Por esta razón es importante comprobar que la goma no esté pasada, ya que no funcionará con eficacia.

Los neumáticos pueden suponer la diferencia

Igual que hablamos en el capítulo de la nieve, un neumático especialmente fabricado para estas condiciones se portará mucho mejor que un neumático tradicional. Los neumáticos de lluvia son fabricados con unos materiales y un diseño que favorece el agarre al asfalto. El dibujo que poseen ayuda a evacuar el agua a medida que circulamos. Os dejamos un Tertulión en el que se habló sobre los diferentes tipos de neumáticos por si queréis escucharlo y aprender sobre ello.

Resumiendo, debemos adaptar nuestra velocidad, aumentando la distancia con los coches que nos rodean y encender las luces para que se nos vea mejor. También debemos tener la certeza de que nuestros limpiaparabrisas están en buenas condiciones para que trabajen de la manera adecuada y nos permitan ver qué sucede fuera de nuestro coche.

Imagen de portada propiedad de LaraCars.

4 consejos para la conducción con lluvias fuertes
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *