Prueba Peugeot e-208

Por fin hemos tenido la oportunidad de hacer la prueba del Peugeot e-208 versión cien por cien eléctrica del Peugeot 208. Un vehículo que no deja a nadie indiferente. Una afirmación que no sólo tiene que ver con su versión eléctrica. La protagonista de esta prueba. Y es que el 208 ha llegado al mercado con una carga de diseño y modernidad importante. El grupo PSA sigue apostando por una imagen moderna e impactante y este 208, como ya lo hizo su hermano el 508, ha llamado la atención del mercado.

Por lo que se refiere a su tecnología, su sistema eléctrico y de infoentretenimiento están en la parte alta de su segmento. Lo que lo convierten en un coche a la altura de muchos competidores de un precio incluso superior.

En esta ocación hemos tenido la oportunidad de ponernos a los mandos del Peugeot e-208 con el acabado GT. Una unidad que contaba con una batería de 50 kWh. Lo que le supone una autonomía homologada de 340 km bajo el ciclo WLTP. Apuntar también que la batería está refrigerada por líquido y cuenta con una garantía por parte del fabricante de 8 años o 160.000 km.

El Peugeot e-208 tiene un motor eléctrico de 136 caballos o 100 kilovatios

Si abrimos el capó nos encontramos con el motor eléctrico de este Peugeot e-208. Una mecánica que rinde 136 cv de potencia o, lo que es lo mismo, 100 kilovatios. Cifras más que suficientes para mover con soltura la carrocería de este e-208 cuyo peso es de 1.530 kilogramos. Como os podéis imaginar no es el coche ideal para los que busquen aceleraciones que te peguen al asiento. Pero en el uso diario no vas a echar en falta mayor potencia. El tipo de coche que es y el tipo de cliente al que va dirigido no precisan de una mecánica más potente.

Dispone además de varios programas de funcionamiento. Eco, Normal y Sport. Este último realmente prescindible aunque es con el que se consiguen los mejores datos de aceleración apenas por encima de los ocho segundos en el cero a cien.

Además tenemos la posibilidad de manejarlo con un solo pedal utilizando la frenada regenerativa en su máxima expresión. Una vez que te acostumbras puedes circular sin tocar el pedal de freno prácticamente. Pues se consigue detener al Peugeot e-208 en su totalidad con sólo dejar de acelerar.

No podemos pasar por alto uno de los mayores intereses que tiene el futuro comprador de un coche de este tipo. ¿En cuánto tiempo se recarga? Pues bien, el Peugeot e-208 cuenta con un conector mennekes tipo 2 para corriente alterna y carga en corriente continúa con conector CCS 2 de hasta 100 kW de potencia. Y es por esto que consigue cargar la batería en unos 45 minutos.

El Peugeot e-208 puede cargar la batería en apenas 45 minutos

En un enchufe doméstico con un punto de recarga monofásico de 7,4 kilovatios necesitarás unas ocho horas para conseguir una carga completa. Sin duda tiempo más que suficiente si el vehículo duerme en casa todos los días. O, incluso, si puedes tenerlo cargando durante toda tu jornada laboral.

En su interior es difícil encontrar demasiadas diferencias con el resto de Peugeot 208 de la gama. Por eso, y al igual que aquellos, su mayor compromiso lo consigue ofreciéndonos una gran comodidad en lo que al puesto de conducción se refiere. El volante es muy deportivo. Pequeño y achatado por arriba y por abajo. Todos los mandos quedan muy a mano del conductor y su tacto es verdaderamente de calidad. Incorpora el controvertido cuadro de instrumentos I- Cockpit digital del que hemos hablado largo y tendido en AutoFM. Y es que en según que tallas es complicado elegir una postura correcta de conducción que nos permita ver toda la información del cuadro.

Incorpora el cuadro de instrumentos digital I-Cockpit

Por otra parte, dispone de una pantalla de 10,3 ” del sistema multimedia. Dispositivo que está sobreelevado sobre el salpicadero y que ofrece una buena visibilidad del mismo. Su orientación está levemente inclinada hacia el conductor haciendo a este protagonista de su interior constantemente.

Como hemos repetido varias veces a lo largo de esta prueba el Peugeot e-208 calca las dimensiones de sus hermanos de gama. Mide 4,05 metros de largo y 1,75 metros de ancho. Con una altura de 1,43 metros de alto. Con todo esto consigue una capacidad de maletero de 265 litros. Esta última cifra, y debido a la disposición de algunos elementos propios de la versión eléctrica, si se ve mermada con respecto a un Peugeot 208 de combustión. Y es que este último alcanza los 309 litros.

En cuanto a sus plazas traseras, son algo justas si lo que queremos es viajar cinco adultos. Además debemos saber que las puertas traseras no son de las más generosas de su segmento y el acceso a esta parte del vehículo es algo dificultoso. Al menos eso nos ha parecido a algunos de nosotros.

Aunque si quieres ganar espacio en las plazas traseras de un Peugeot sólo tienes que pulsar aquí.

El interior, además, muestra detalles de calidad. Los encontramos en materiales que recubren las puertas y salpicadero y que son de una textura blanda (pincha aquí si quieres saber más sobres los plásticos de los coches). Por otra parte dispone de molduras efecto carbono, iluminación led ambiental en verde y asientos en Alcántara con los laterales en piel. Asimismo estos son grandes, cómodos y sujetan el cuerpo muy bien.

A la hora de decidirte por su compra encontrarás cuatro acabados: Active, Allure, GT Line y, sólo en esta versión eléctrica, el acabado GT. Este último es que el montaba nuestra unidad de pruebas. Con algunas características como la monta de llantas de 17″ con frenos de disco ventilados en la parte delantera y macizos en la parte trasera.

El Peugeot e-208 dispone de cuatro acabados: Active, Allure, GT Line y GT

Vamos ahora con el precio. Antes de ayudas su tarifa es de 30.000 euros en su versión más básica denominada Active. Mientras que la versión que hemos probado y que es la más exclusiva y cara sube hasta los 34.550 euros.

En la web de Peugeot podemos hacer una comparativa en la que mediante datos de conducción, velocidad y temperatura exterior o climatización encendida nos permite calcular su autonomía real. Pincha aquí para probarlo.

En definitiva, un vehículo eléctrico práctico con buenos acabados y aspecto deportivo con el que pasaremos sin duda unos grandes momentos.

Os dejamos con una galería de fotos de nuestro compañero Pablo Flores

Prueba Peugeot e-208
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *