SEAT cumple 70 años

Un paseo por la historia de SEAT a través de sus distintas generaciones de vehículos

La conocida marca de SEAT ya cumple 70 años, coincidiendo así, con el nuevo lanzamiento de la cuarta generación del Seat León, por lo que completa la oferta de modelos y motorizaciones más extensa de toda la historia de esta marca. Una oferta que, gracias al éxito comercial de la gama SUV, ha situado a SEAT en unos resultados históricos de ventas y de beneficios en el año 2019.

En la historia de esta marca está empezando a tomar protagonismo novedades como la movilidad eléctrica y la micromovilidad. Ya que, en el 2020 y el 2021, SEAT lanzará nuevos modelos eléctricos e híbridos enchufables. Estos se sumarán a la versión eléctrica del SEAT Mii, la nueva familia del León, que cuenta con una versión PHEV; el Tarraco PHEV; el nuevo CUPRA Formentor, que dispondrá de una variante híbrida eléctrica enchufable y el-Born, como el segundo vehículo 100% eléctrico de la compañía.

Sin embargo, esta historia comenzó hace 70 años, creando modelos emblemáticos que marcaron un hito en su época y que veremos a continuación, desde el primer modelo fabricado hasta el nuevo SEAT León, el coche más avanzado de la historia de la marca.

  1.  SEAT 1400 (1953-1964): el primer SEAT

En noviembre de 1953 se estrenó el SEAT 1400, el primer modelo de una marca creada tres años antes, con la fundación de la Sociedad Española de Automóviles de Turismo S.A. (SEAT). También el 1400 fue el encargado de estrenar la fábrica de la Zona Franca de Barcelona, que entonces contaba con 925 empleados.

 El 1400 era una elegante berlina, con una gran habitabilidad para sus 4.310 mm de longitud, un equipamiento muy completo  y un motor de 1.395 cm3 que ofrecía 44 CV, con el que alcanzaba los 120 km/h; cifras equiparables a las de sus rivales de entonces. Destacó por ser uno de los primeros vehículos en Europa con una carrocería autoportante —entonces llamada “pontón”—, en lugar de un chasis separado de la carrocería atornillada. Su versión de carrocería más popular fue la de cuatro puertas, aunque hubo otras variantes que demostraron su versatilidad como el familiar de cinco puertas, el comercial panelado, la ambulancia, el coche fúnebre, el descapotable e incluso abierto sin puertas y con asientos en la zona del maletero.

  1. SEAT 600 (1957-1973): el coche que motorizó España

En 1957 nació el símbolo de la motorización en España, un coche que ofreció movilidad y libertad a millones de personas. Entonces, la planta de Zona Franca ya tenía 5.000 trabajadores. Mientras el 1400 era un coche reservado a la clase media alta, el 600 se dirigió a la floreciente clase media española. Se situó en el mercado con un precio de 65.000 pesetas (391€), que lo hacía relativamente asequible, ofreciendo un sensacional rendimiento, capacidad y robustez.

La respuesta del público fue tal, que llegó a tener hasta más de dos años de lista de espera; por lo que se decidió implantar el anticipo de pago por pedido. En España, al principio de los 70’, uno de cada cuatro coches era un SEAT 600. Caracterizado con una longitud de 3,22 metros y solo 590 kilos de peso, tenía el maletero bajo el capó delantero –junto al depósito y la rueda de repuesto-, y el motor trasero longitudinal, con una cilindrada y potencia iniciales de 633 cm3 y 18 CV DIN, que llegaron hasta 767 cm3 y 28 CV en el 600 L.

En sus 17 años de producción, hubo cabida para casi todo, con las versiones N, D, E, L, y L Especial, y opciones descapotable con techo enrollable de lona, comercial, así como un ingente número de propuestas por carroceros independientes y variantes de competición. También, destacó la llegada en 1964 del SEAT 800, la versión con carrocería de cuatro puertas del 600, exclusivo de la compañía española.

  1. SEAT 1430 (1969-1976): La berlina exclusiva de carácter deportivo

El 1430 se erige en el año 1969 como la clásica berlina media, aunque es una evolución del 124, con el que comparte plataforma, carrocería y la tracción trasera; . Y también, aunque con una difusión mucho menor, como familiar de cinco puertas, coche de bomberos, fúnebre, ambulancia e incluso con caja abierta.

Su nombre se debe a la cilindrada de su motor, con 1.438 cm3, un versátil propulsor que constituye la base para todos los modelos medios de SEAT de la década de los 70’ y hasta mediados de los 80’. Ubicado en posición delantero longitudinal, sobresalía por sus prestaciones, reducido consumo y gran fiabilidad. Potente, elástico, robusto y eficiente, pronto se ganó el favor de los conductores. En 1973, gracias a unas modificaciones en la culata, su potencia aumentó en 5 CV, para alcanzar 75 CV y también se presentó la versión Especial 1.600 (más conocido como FU), con 95 CV. Un año más tarde llegaba el Especial 1.800 (FU-10), con 118 CV.

  1.  SEAT 850 Sport Spider (1969-1972): El único descapotable producido por SEAT

La versión descapotable biplaza del popular 850 fue dibujada por Bertone y su diseño se ha convertido en un clásico atemporal. Junto a la versión coupé, fueron los primeros coches de nicho de SEAT y también los primeros creados con el objetivo de ofrecer disfrute al volante.

Su motor de 903 cm3 ofrecía 52 CV, que movían con alegría los 730 kg del conjunto. Sin duda, con el paso de los años, el 850 Sport Spider se ha convertido en un preciado objeto de colección.

  1. SEAT 124 Sport Coupé 1.600 (1970-1972): Deportivo y elegante

La versión coupé de 4 plazas del 124 recibió la denominación 124 Sport Coupé, primero como 1.600 y más tarde como 1.800. Un coche con un elegante corte deportivo y unas prestaciones de auténtico deportivo; con un motor de 1.608 cm3 de 110 CV con el que alcanzaba una velocidad máxima de 180 km/h.

Este fue el primer SEAT con caja de cambios manual de 5 velocidades, pero por lo que levantaba tanta admiración era por la exclusividad de su línea y sus acabados. A finales de 1972 fue sustituido por el 124 Sport 1800.

  1. SEAT 127 (1972-1983): Revolución tecnológica

El SEAT 127 llegó al mercado en abril de 1972 y se fabricó hasta 1983. En los primeros seis meses de comercialización se vendieron 50.000 unidades y, en total, se produjeron cerca de 1,3 millones de unidades a lo largo de su vida comercial. Sustituyó al 850 y fue el primer modelo de SEAT con tracción delantera, ofreciendo versiones para todos los gustos: berlina de dos volúmenes y 2 puertas; versión de 3 puertas; versión comercial; 4/5 puertas…

La gama del 127 fue completamente remodelada en 1977 y al año siguiente presentó otra novedad: motores para gasolina de bajo octanaje. Fue el coche más vendido de SEAT hasta la llegada del Ibiza, lo que demuestra la importancia de este modelo en la historia de la marca.

  1.  SEAT 133 (1974-1979): Pequeño gran coche

Tomando como base el 850 y el diseño más moderno del 127, el 133, con sus 3.451 mm de longitud, se consolidó como el coche urbano perfecto, aunque también era capaz de realizar largos desplazamientos. Su motor trasero de 4 cilindros y 843 cm3, refrigerado por agua, ofrecía tres niveles de potencia: 34, 37 y 44 CV.

Todas las variantes mecánicas llegaron a tener una versión Lujo, con respaldos reclinables en los asientos delanteros, tapicería más lujosa, parachoques envolventes en poliuretano negro y una tira longitudinal de protección lateral.

  1. SEAT 1200 Sport “Bocanegra” (1976-1979): El primer SEAT diseñado en Martorell

En 1975 se inaugura el Centro Técnico de Martorell y un año después debuta el primer automóvil diseñado en sus instalaciones. Con unas líneas maestras dibujadas por Aldo Sessano y pulidas por Antonio Amat, estaba construido sobre la base del SEAT 127, con profundas modificaciones.

El SEAT 1200 Sport rápidamente se dio a conocer entre el gran público como “Bocanegra”, en alusión a su prominente parachoques delantero de poliuretano negro que abrazaba a los faros, la parrilla y subía hasta el capó. Un sobrenombre que ganó tanto peso que incluso tres décadas después se empleó como homenaje para denominar a una versión deportiva del SEAT Ibiza de cuarta generación.

El SEAT 1200 Sport era un coche deportivo por su aspecto y respuesta, pero también permitía una utilización familiar. Se comercializó inicialmente con el motor 1.200 delantero transversal de 67 CV, y un año después con el prolífico 1430 de 77 CV.

  1.  SEAT Ronda (1982-1986): El primero con el nombre de una ciudad española

El Ronda fue el primero de los modelos de la marca en recibir el nombre de una localidad española. Incorporaba nuevos motores y por entonces un novedoso ordenador de a bordo capaz de medir el consumo. Hubo dos series hasta 1986, cuando dejó de producirse. Las versiones deportivas Crono, primero con un motor 1600 de 95 CV y, más tarde, con un 2000 de 120 CV, fueron las más deseadas.

El Ronda fue el primer modelo de SEAT exportado a Europa, a través de una red propia. Concretamente se comenzó a exportar a Holanda.

  1.  SEAT Ibiza I (1984-1993): Nace un icono

La primera generación del SEAT Ibiza, presentada a nivel mundial en el Salón del Automóvil de París de 1984, fue uno de los modelos más importantes en la historia de la compañía, y el que más contribuyó a su internacionalización. Se inauguraba la leyenda del SEAT Ibiza, el modelo más exitoso de SEAT, con más de 5,4 millones de unidades producidas, y el que durante más tiempo se ha comercializado, con cinco generaciones hasta el momento.

Con diseño italiano, ingeniería alemana y espíritu español, el SEAT Ibiza fue una revolución moderna. El diseño de Giorgetto Giugiaro ha pasado a la historia por su éxito estético y funcional. Con una gran superficie acristalada y habitabilidad, el Ibiza ofrecía una sensación de luminosidad y amplitud de segmentos superiores. Y para la ingeniería de motores de gasolina se recurrió a la colaboración de Porsche: los motores System Porsche contaban con potencias de 63 a 110 CV, a los que también se unió un diésel de 55 CV.

Especialmente destacable fue la versión deportiva SXI, que superaba los 100 CV de potencia y su denominación hacía referencia al sistema cruzado de los frenos (en ‘X’) y a la inyección que incorporaba.

Casi al final de su ciclo de vida, en 1991, se lanzó al mercado la versión New Style, que sustituía la parrilla de lamas horizontales tan característica, por una más moderna de una única pieza y una serie de mejoras en el interior, como el aire acondicionado de fábrica. Finalmente, en 1992 aparece la versión Sport Line asociada al motor 1.700, con 105 y 110 CV de potencia.

  1. SEAT Toledo I (1991-1999): el SEAT dentro del Grupo Volkswagen

La primera generación del SEAT Toledo es el primer modelo de la marca desarrollado dentro del Grupo Volkswagen, que en 1986 adquiere el 75% de las acciones de SEAT para pasar a controlar el 99,9% desde 1990. Para su diseño se recurre Giorgetto Giugiaro, que diseña una funcional carrocería de tres volúmenes con un gran portón trasero.

Los motores, de procedencia Volkswagen, ofrecen potencias en gasolina de 75 a 150 CV, mientras que en diésel se podía escoger entre versiones atmosféricas y TDI de inyección directa de hasta 110 CV.

La primera generación del Toledo se mantuvo a la venta hasta 1998. SEAT fue socio y patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, y concretamente el Toledo Olímpico, modelo 100% eléctrico, fue el encargado de abrir la prueba del Maratón y acompañar en el recorrido a los atletas.

  1. SEAT Ibiza II (1993-2002): Estreno de la fábrica de Martorell

La segunda generación del Ibiza volvió a presumir del diseño de Giugiaro, que le imprimió un indudable aire mediterráneo, con superficies más redondeadas. Este modelo estrenó la nueva fábrica de Martorell y se benefició al completo de las sinergias del Grupo Volkswagen.

Como la primera, la segunda generación del Ibiza se mantuvo durante 10 años en el mercado y también fue el modelo de SEAT más vendido hasta entonces.

El Ibiza II lo tenía todo para triunfar a nivel mundial: combinaba calidad, rendimiento, espacio y equipamiento sin igual en su segmento. Disponía de una completísima oferta mecánica, con motores gasolina y diésel atmosféricos y sobrealimentados.

 Este modelo despertó el espíritu deportivo de la marca con sus versiones GTi y CUPRA. Esa denominación se reservó para las versiones más deportivas de SEAT hasta 2018, momento en el que se consolida como marca independiente. Y también reverdeció laureles en el mundo de la competición, con un rotundo éxito en el Campeonato del Mundo de Rallyes, donde el SEAT Ibiza Kit Car sumó tres títulos mundiales consecutivos (1996, 1997 y 1998) en la Copa del Mundo FIA de 2 Litros.

  1. SEAT León I (1999-2006). Nace otro mito de SEAT

En 1999 SEAT estrenó nueva identidad, sustituyendo el azul y el blanco por el rojo y el plateado; y otro de sus modelos icónicos. El SEAT León pronto se consagró por su dinamismo, rendimiento, eficiencia, diseño, equipamiento y habitabilidad, por lo que resultó un rotundo éxito de ventas.

El León fue el SEAT más potente hasta la fecha, con una cifra que comenzó en 180 CV y llegó hasta los 225 CV del León Cupra R con el motor 1.8T 20VT. Y también fue el primer SEAT de producción con tracción a las cuatro ruedas y con cambio de 6 velocidades.

La primera generación del León se ofreció exclusivamente con carrocería de cinco puertas y motores entre los 68 CV de la versión SDi a los 225 CV del Cupra R.

  1. SEAT Ateca (2016 hasta la fecha): El primer SUV de SEAT

El Ateca inició en 2016 la ofensiva SUV de SEAT y se convirtió en un éxito desde su nacimiento, con unas sensacionales cifras de ventas y decenas de galardones, entre los que destaca el premio al ‘Mejor Coche del Año 2017’ en España.

Para crear el primer SUV de la marca se necesitaron 1.400 días de trabajo. Dinámico, práctico y versátil, el SEAT Ateca nació con un estilo propio y exclusivo, y un diseño emocional. Este modelo disfruta de un completo paquete de sistemas de asistencia y tecnologías de vanguardia que llevan a un nuevo nivel la seguridad y el confort, convirtiéndolo en uno de los SUV más innovadores de su segmento. Y como siempre, con la atractiva relación calidad-precio y el dinamismo que caracteriza a SEAT.

El Ateca dispone de una variada oferta mecánica, con potencias de 115 a 190 CV –con motores de tres y cuatro cilindros e incluso con desconexión selectiva de cilindros-, cambio manual o automático de doble embrague DSG y la posibilidad de elegir entre tracción delantera o total. Y sobresale por su tecnología que incluye amortiguadores controlados electrónicamente, instrumentación Digital Cockpit, control de crucero adaptativo, lector de señales de tráfico…

  1. Nuevo SEAT León (2020): El coche más avanzado de la historia de la marca

La cuarta generación del León irrumpe en 2020 con una carga tecnológica desconocida hasta la fecha y para redefinir un segmento en el que siempre ha sido la referencia, con más de 2,2 millones de unidades comercializadas en las tres generaciones anteriores. Basado en la plataforma MQB Evo, es el producto más innovador creado por SEAT.

El primer modelo de la marca totalmente conectado, con conectividad dentro del vehículo (Full Link que incluye Android Auto y AppleCarPlay inalámbrico; funciones y servicios en línea) y fuera del vehículo (gestión por control remoto mediante la App SEAT CONNECT). Y también es el SEAT más seguro, con avanzados sistemas de asistencia a la conducción como el control de crucero adaptativo predictivo o los asistentes lateral, de salida y de viaje.

El aumento de las dimensiones del nuevo SEAT León mejora su versatilidad, tanto en la versión de cinco puertas como en la familiar Sportstourer. La eficiencia ha sido un pilar fundamental en el desarrollo del nuevo SEAT León, que se beneficia de la más amplia y avanzada gama de motores de gasolina, diésel, Gas Natural Comprimido (TGI), micro híbrido o ‘Mild-Hybrid’ (eTSI), e híbrido enchufable PHEV (eHybrid).

SEAT cumple 70 años
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *